Jun 27
Maíz mexicano

Bioleft se extiende a México gracias al GCSO

¡Estamos felices! Pronto circularán semillas abiertas en México. El Global Consortium for Sustainability Outcomes (GCSO, Consorcio Global para Resultados de Sustentabilidad) seleccionó una propuesta conjunta de Bioleft -una iniciativa del Centro de Investigaciones para la Transformación (CENIT), de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM)– junto al Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS) del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Durante un año, GCSO financiará el proyecto “Sharing learning to implement an open and collaborative seed innovation system” (“Compartiendo el conocimiento para implementar un sistema de innovación en semillas abierto y colaborativo”). El objetivo es precisamente compartir las lecciones aprendidas durante el armado de la red Bioleft y facilitar la implementación de la red en el panorama de la agricultura mexicana.  

“El desafío (de conseguir y proteger semillas variadas) es particularmente serio en México, un sitio de importante diversidad de cultivos, donde las necesidades básicas, la seguridad alimentaria y el bienestar de millones de familias indígenas y comunidades rurales dependen directamente de la productividad del ecosistema y su agrodiversidad tradicional. El patrimonio biocultural del país, basado en la transmisión de conocimiento local entre generaciones y en el intercambio de semillas entre diferentes comunidades, hoy está amenazado”, explica Ana Escalante, investigadora del LANCIS. 

“La solución Bioleft está en su etapa piloto en Argentina. En este proyecto adaptaremos el piloto y lo replicaremos en México. Con este propósito, se estabecerá una red de mejoradorxs, productorxs, abogadxs y desarrolladorxs de software. El objetivo es lograr en doce meses esta red de productorxs y mejoradorxs comprometidxs con el proyecto en México, junto con un set de herramientas técnicas y legales adaptadas, de modo que podamos empezar a a etapa piloto de a iniciativa a través del intercambio y mejoramiento de variedades de semillas”, se explica en la postulación. 

El jurado de GCSO remarcó que eligió financiar el proyecto porque es “convincente”. “Necesitamos más diversidad de variedades de semillas para cumplir con las necesidades alimentarias del mundo”, aseguraron los revisores. También pesó su evaluación sobre Bioleft como “una iniciativa convincente y atractiva”. El proyecto de transferencia de conocimiento, adaptación y réplica se desarrollará del 1 de septiembre de 2019 al 31 de agosto de 2020. La historia de Bioleft recién empieza. 

La foto DSC04687″ de kalashnikov_v2 se usa bajo licencia CC BY-NC-SA 2.0

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *